Aunque los resultados no acompañan y la relación con el plantel es mala, el director técnico de Universidad de Chile, Rafael Dudamel, no será evaluado por ahora.

Así lo aseguró el director deportivo de Azul Azul Sergio Vargas, quien descartó que en la concesionaria tengan la intención de realizar una evaluación por el desempeño del ‘llanero’ tomando en cuenta que restan tres fechas para el término del Campeonato Nacional y porque recién ha dirigido en 12 encuentros.

No. Van 12 partidos, es un campeonato en desarrollo. Hay una situación del equipo en la que estaba, y en ese sentido no es el momento de hacer evaluaciones para nada, de ninguna manera ni forma”, aseguró en entrevista con Al Aire Libre en Cooperativa.

Sobre la continuidad del venezolano, Vargas indicó que “uno nunca puede asegurar nada de nada, en muchas situaciones… tiene que ver con la evaluación y en qué momentos se hacen las evaluaciones”.

A mí me ha tocado estar en equipos donde han comenzado mal y terminan bien, o viceversa; entonces, uno no se puede detener en el medio del camino a analizar las cosas, hay que dejar que se desarrollen y después con tranquilidad ver cuál ha sido el resultado (…) hay que tener tranquilidad y analizar bien las situaciones cuando sea el momento”, explicó.

Asimismo, agregó que “no es lo ideal” realizar constantes cambios en la dirección técnica, pero que es importante mantener la línea del proyecto deportivo en el caso que se realice, lo que tiene algunos riesgos.

El gran objetivo que tenemos con Rodrigo y el directorio es tener un proyecto de club, con un camino, un lineamiento que se va a recorrer y no debe variarse pese a los resultados. Sabemos que no es lo ideal cambiar técnico cada poco tiempo, pero muchísimas veces, cuando los resultados no se dan y en especial en equipos grandes, o el funcionamiento del equipo no es bueno ni tiene conforme a ningún hincha… ¿a qué te aferras para mantener a un DT, si no se dan algunas condiciones para sostenerlo?”, cuestionó.

Independiente de cambiar a la persona en ese momento, debe ser inamovible el proyecto club, que es tener una identidad de juego o un modelo; quizás se cambia a la persona y sigue la misma línea, pero cuando cambias una persona, cambia la filosofía y es peligroso. Es difícil sostener a un entrenador si no tienes a qué aferrarte”, cerró.

Para más información deportiva del fútbol nacional e internacional, visita GolMaster.

Créditos imagen: As Chile

Tus comentarios en GolMaster